“Valor y al toro”J.Javier Quintana

Después de indagar por el mundo de los blogs en mi vistazo matutino, he parado en un blog que dice lo siguiente, a mi parecer muy interesante.

 http://www.bsarethinkingarchitecture.com

 

¿Qué le dirías tú a un arquitecto español de 30 años?

Buenos días,
soy un joven arquitecto español de 30 años,
resido en Valencia y llevo 2 años en el paro.

¿Que hago?
¿Que estudio?
¿Donde solicito trabajo?
¿En que países hay trabajo, se inglés  y francés?
¿Como me reinvento?
¿Estudio otras cosas diferentes?

Espero vuestro consejo.

Luis

Imagen

Estimado arquitecto.

Debemos enfrentarnos a la realidad desde una evaluación lo más ecuánime posible. Esto no es una cuestión de solución fácil, porque en la dureza del momento en el que nos encontramos es difícil que tengamos la suficiente perspectiva o distancia. Pero hay que jugar con las cartas que tenemos.

Primero analiza. Así están las cosas en nuestro sector. En los próximos 30 años se va a construir mucho, pero todo indica que va a ser en otros países y no en nuestra ciudad, región o país. A más a más, con el stock de viviendas existente y la gran producción de equipamiento dotacional de la última década, no se prevé mucho trabajo en España en los próximos 5-10 años.

Seamos claros, la situación de la arquitectura española es para salir corriendo. Ahora hay 60.000 arquitectos y esto es, además de una barbaridad, insostenible. No va a haber trabajo de arquitecto para más de 25-30.000 y todos debemos preguntarnos ¿tengo posibilidades ciertas de ser uno de ellos o no? y debemos respondernos con realismo. Y si resulta que la respuesta es no, lo mejor es irse fuera o cambiar de profesión.

El mundo que viene va a ser global, dual –físico y virtual-, colaborativo y altamente competitivo. Conviene tener todo esto muy en cuenta. La práctica profesional también va a tener estas características. Ocurre además que en el resto del mundo la práctica profesional no es como en España. Yo si fuera tú me iría 5 años a trabajar fuera y aprendería a ejercer la práctica profesional con su standard.

Esto implica que si tienes formación de project management tienes algo avanzado. Dicho esto, pensaría también si me compensa formarme en estas materias antes de dar el salto. Para resolver esta duda, investigaría que es lo que se está pidiendo en las ofertas de trabajo internacionales.

Por lo visto hasta ahora, todo indica que habrá que ser multilingüe y digital. Los idiomas son importantes. Dices que hablas inglés y francés, apréndelos hasta ser capaz de utilizarlos igual que tu lengua materna y esto implica no sólo ser capaz de mantener una conversación de forma natural sino poder redactar todos los documentos de la práctica profesional con soltura. Esto te va a dar una ventaja competitiva frente al resto. El inglés es la lengua franca internacional, pero otros idiomas pueden ser muy valiosos. Poder ser capaz de comunicar con un asiático en su idioma o con un musulmán puede ser la llave de tu éxito.

Entiendo que tu caso no es el de quien puede quedarse en España, trabajando en la práctica profesional. “Tengo contactos, tengo habilidades suficientes que destacan sobre el resto,  quiero trabajar para otros, etc.” Pero quizá puedas quedarte en España, trabajando en otra cosa. Si has decidido olvidarte de trabajar como ese arquitecto de la práctica profesional del siglo XX y una opción puede ser trabajar de “otra cosa”, en otras disciplinas relacionadas con la arquitectura, hibridando o mezclando disciplinas, trabaja en el sector virtual, etc.

Sobre esto ya hemos ido tratando y te invito a que leas “Soy un joven arquitecto, ¿qué alternativas tengo?”, “¿Qué haría yo si fuera un joven arquitecto?” , “Nuevas ideas para nuevos negocios en CLEAR” u otros post relacionados publicados con anterioridad.

Luis, tienes 30 años, mucha energía, creatividad, ganas, etc. No te asustes, la situación es compleja pero tú estás en disposición de plantarle cara y salir adelante. Ánimo, valor y al toro.

El título de este post lo he puesto con la clara intención de que seamos todos quienes ayudemos a Luis, dándole una respuesta.

Compartir es bello.