El cliente siempre tiene la razón…

Durante toda mi vida he oído repetidas veces la misma expresión, la misma frase con la que titulo mi post de hoy. Cuando preguntaba acerca de algún negocio, su funcionamiento, sus métodos o pedía explicaciones de algún tipo, todos soltaban esa frase tan popular. “Hagas lo que hagas, o digas lo que digas, recuerda: EL CLIENTE SIEMPRE TIENE LA RAZON”
Nunca me había parado a analizar está frase, “el cliente siempre tiene la razón”. Pensaba que solo se aplicaba cuando una persona entra a tu negocio y le quieres vender algo, con la finalidad de venderle lo que sea y cuanto más mejor, había que darle siempre la razón ya que así sería más fácil la venta.
Hoy he visto una noticia que me ha llamado la atención, la cual ha hecho que empiece a plantearme lo simple que es esa frase y el trasfondo que tiene.
Aquí está la noticia. Abajo mi conclusión. Espero que os guste, el diseño es increíble.

 

La lámpara Set, de Vibia.

lampara2

 Entre los nuevos diseños, los hay democráticos y abiertos de miras, capaces de otorgar al usuario la última palabra sobre su composición o estética final. Y ésta es una tendencia muy visible en el campo de la iluminación. Diseños como Set, de Xuclà para la firma Vibia, cumplen esta función. Se trata de un wall art que permite un juego de sombras, luces y reflejos según la necesidad de cada espacio, ambiente, momento… Porque en lámparas como Set, el usuario modifica y firma el diseño final.

lampara3

Set es un juego de luces, sombras, efectos lumínicos y volumétricos. Y lo que empezó siendo una baliza para exterior, por una feliz casualidad se convirtió en este original wall art que aporta importantes novedades funcionales y estéticas.

lampara4

Set cede así todo el protagonismo al usuario, quien puede componer a su gusto este juego de luces y sombras. “Eso es exactamente lo que pretendimos -remarca Xuclà- que cada persona pueda escoger los juegos de luz y sombras que le apetezcan, que la lámpara se adapte realmente al espacio dónde va”.

lampara5

 

CONCLUSIÓN:

Es el cliente, el que indirectamente se tiene que hacer partícipe de esa venta, el cliente se tiene que convertir en el usuario que participa y modifica su compra a su antojo. Se busca que los usuarios se conviertan en diseñadores del producto que quieren comprar.

Entiendo que la frase es y seguirá siendo como la biblia para los vendedores, pero, ¿y si buscamos darle poder a los usuarios para poder manipular, crear y modificar el objeto de su compra? Vendiéndoles un producto funcional, útil y eficaz, a la vez que manejable al gusto del consumidor.

Vender es una oportunidad para servir y ayudar a otros. Buscando una relación humana entre el vendedor-cliente donde la satisfacción sea una consecuencia inevitable.

La filosofía de APPLE es sencilla y clara. El trabajo de los empleados no es vender los nuevos productos, sino enfocarse en comprender las necesidades de los clientes y ayudarles a complacerlas.

 

Buenos días del Arquitecto Camuflado, espero que os guste.