Calatrava¿Héore o Villano?

Hablar de Calatrava, es hablar de su vida, sus obras, sus proyectos pero hoy quiero hacer hincapié en La ciudad de las Artes y las Ciencias.

CAC-60DP

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Santiago Calatrava, arquitecto estrella nacido en Valencia pero con residencia en Suiza, ha cobrado aproximadamente 100 millones de euros de la Generalitat Valenciana sin facturar IVA ni pagar impuestos en España.

Todos los contratos le fueron adjudicados a través de procedimiento negociado sin publicidad, estableciendo como honorarios un porcentaje sobre el coste final de cada proyecto, que se duplicó o triplicó respecto al presupuesto inicial.

Su obra más emblemática es la Ciudad de las Artes y de las Ciencias, el proyecto ha costado 1.100 millones de euros, con un sobrecoste estimado de 625 millones de euros. Como los honorarios del arquitecto no fueron fijos, sino que se vincularon al coste final de las obras, dicho sobrecoste le proporcionó aún mayores beneficios económicos.

En una entrevista del periódico el mundo dijo:

¿Qué son 1.000 millones de euros para un rescate del país de 100.000 millones? “Nada”. Es lo que opina el arquitecto Santiago Calatrava que, sin dudarlo, restó importancia al coste final de la Ciudad de las Artes y las Ciencias cuando en el periodista valoró que esos 1.000 millones “es mucho dinero en esta economía”.

Así que las críticas que contra él se han vertido son una simple “maniobra” comunista, teniendo en cuenta que nada se dice de proyectos como la Alhambra o la catedral de Santiago de Compostela, según Calatrava, cuyos honorarios se explican teniendo en cuenta que se encarga hasta de las labores de fontanería.

“España ha recibido 100.000 millones [como rescate inicial] de la Unión Europea. La gente dice que se necesitará en total un billón. Comparado con eso, los 1.000 millones no son nada”, insiste Calatrava, cuyas palabras se publicaron el pasado 27 de junio.

El arquitecto argumenta que ha trabajado en Valencia durante 20 años. “Mi firma ha recibido unos honorarios de 90 millones de euros, lo cual es muy modesto si considera que he estado haciendo la arquitectura, el diseño, y toda la ingeniería -estructural, mecánica, fontanería-“. Es más, “soy el responsable de todo, desde el primer boceto hasta los edificios acabados”.

agora2